Cirio Pascual

Símbolo de Cristo resucitado y su luz que ilumina al mundo, el Cirio Pascual es la vela que se consagra y enciende en la Vigilia Pascual de la liturgia católica de la noche del Sábado Santo y se expone durante cuarenta días que representan el tiempo que pasó Jesucristo entre nosotros desde su resurrección hasta su ascensión al cielo en cuerpo y alma.

 

El cirio pascual se bendice durante la ceremonia del Fuego Nuevo y se enciende con la llama del cirio de la parroquia.

 

Ya bendito, se guarda en casa y se enciende siempre que se busca renovar la fe y la esperanza, así como cuando buscamos luz y ayuda en tiempos de duda, confusión y necesidad.